5 trucos para hacer unas deliciosas alitas de pollo

  1. Marinado sabroso: Antes de cocinar las alitas, déjalas marinar durante al menos 30 minutos o incluso toda la noche. Puedes usar una mezcla de salsa de soja, miel, ajo, limón, especias como pimentón, comino o cayena para darles un sabor extraordinario.
  2. Secado y adobo: Después de marinarlas, sécalas bien antes de cocinarlas. Un truco para lograr alitas más crujientes es mezclarlas con un poco de almidón de maíz (maicena) o harina antes de hornearlas o freírlas. Esto ayudará a crear una capa crujiente.
  3. Cocción adecuada: Si las vas a hornear, colócalas en una bandeja sobre una rejilla para que el aire circule alrededor de las alitas y se cocinen de manera más uniforme. Si prefieres freírlas, asegúrate de que el aceite esté caliente pero no demasiado, para que se cocinen bien por dentro y queden crujientes por fuera.
  4. Salsas y aliños: Las alitas de pollo son versátiles y puedes disfrutarlas con diferentes salsas. Desde una clásica salsa BBQ Delika hasta una picante salsa buffalo, o incluso una mezcla de miel y mostaza. No olvides rociarlas o mezclarlas con la salsa elegida justo antes de servirlas.
  5. Acompañamientos creativos: Sirve tus alitas con acompañamientos que realcen su sabor. Desde una fresca ensalada hasta bastones de verduras crujientes, papas fritas caseras o una salsa de queso azul. La combinación de sabores complementarios hará que tu plato sea aún más delicioso.

Acerca de Nosotros

Somos una empresa de alimentos con más de diez años de experiencia en la fabricación de salsas, condimentos y aderezos especiales en una combinación única de sabores naturales.

Últimas Noticias

Síguenos

Caja x 18 Unidades (110g)

Caja x 12 Unidades (250g)

Tu Compra

Carro vacío.

Subtotal
$0.00
Aplicar
0