Moussaka: lasaña que no es lasaña o la mejor versión de la berenjena

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La moussaka o musaca es un plato típico griego, tan popular y rico que hoy se prepara en todo el mundo. Los ingredientes que hacen la receta tradicional son: carne picada, cebolla, berenjena y salsa bechamel. Sin embargo, como en todo, para molestia de los puristas, y deleite de muchos otros paladares curiosos y agradecidos con lo nuevo, existen las variaciones. Así también es como sobrevivimos y perduramos en el tiempo. La comida, la buena comida, no sería lo que es si no fuera por su capacidad adaptativa, porque puede variar, pero sus variaciones no cambian su esencia.



Hoy podemos definir la musaca como una lasaña sin lasaña, básicamente por su estructura y su preparación: capas de ingredientes, unas sobre otros y al horno. Además de eso, sabemos que tiene una variante vegetariana, con adiciones de tomates, zanahoria y zucchinis, lo cual la hace más rica y, por cierto, más económica, que si la preparamos con carne molida. En cualquiera de sus versiones resultará apetitosa.



Es probable que la berenjena todavía sea motivo de rechazo para las personas a quienes no les gustan las «verduras», pero la musaca saca de manera instantánea a la berenjena de ese combo de «alimentos aburridos » o «sin gracia». Asimismo, habrán personas con juicios mucho más osados que ponen a la pobre berenjena como un bicho raro, en la categoría de y eso qué es, eso cómo y con qué se come.



Pues bien, esta preparación, la que más próxima a nuestros días y costumbres, reivindica un poco el lugar de la berenjena. Con ustedes: la musaca.


Necesitaremos:

– 2 berenjenas en rodajas

- 2 zanahorias grandes en rodajas

- 2 tomates

- Queso tajado

– Pasta de ajo Delika

- Pasta de cebolla cabezona Delika

- Pasta de pimentón Delika

- Salsa de tomate Delika

- carne molida (opcional)

- Queso parmesano

- Sal y pimienta al gusto


Viene la acción:

  • Poner bastante sal en las rodajas de berenjena. Una vez empiecen a «sudar», lavarlas con abundante agua; esto srive para quitarle el posible sabor amargo.
  • En una refractaria o molde para horno, poner una primera capa de salsa de tomate: esparcirla muy bien. Luego, una capa de berenjenas, una de zanahorias y sobre estas una capa de Pasta de Ajo, por último, cubrir con las tajadas de queso.
  • Este proceso se repite una y otra vez con la Pasta de Cebolla y la Pasta de pimentón: una capa de Pasta, una de berenjena, una de zanahoria y una de queso. Procura esparcir muy bien las pastas Delika para que las berenjenas absorban todo el sabor.
  • La última capa será de queso, así que, sobre esta, esparce el queso parmesano. Esto le dará un toque procovativo.
  • Meter al horno durante 45 minutos a una temperatura apróx. de 200 °C


Por último:

  • Emplatar y comer. La mejor parte para cocinero y comenzal: la mejor lasaña sin lasaña. Lista y deliciosa para ti.

Acerca de Nosotros

Somos una empresa de alimentos con más de diez años de experiencia en la fabricación de salsas, condimentos y aderezos especiales en una combinación única de sabores naturales.

Últimas Noticias

Síguenos

Caja x 18 Unidades (110g)

Caja x 12 Unidades (250g)

Abrir chat

Tu Compra

Carro vacío.

Subtotal
$0.00
Aplicar
0